domingo, 29 de mayo de 2011

Los poemas intrusivos de Kike Hernández

Aprovechando el lanzamiento del segundo disco de Cuestabajo, os confesaré que estoy preparando la edición en plaquette de un poemario titulado «Poemas intrusivos». Aquí os dejo algunos de los que conformarán esta edición:



ÓRBITAS PLANETARIAS
Ellos hablan yo asiento ellos hablan
ellos hablan y yo me siento un blanco
bastidor en el que no dibujar un trazo
por siempre encadenado a la paz muda
de la confrontación con esta página

a las aspiraciones juveniles
transmutadas en plúmbeos montones
de folios de mierda de folios.

hace noches que sueño
con manejar las órbitas planetarias
                                              presumo
que el extraño mercado de las almas
podría resumirse a simple matemática
y tu suerte mi suerte nuestra suerte
son una conjunción de la aritmética
y cada uno de mis actos fue diseñado
y no fue
           por mí mismo.

mientras tanto me encuentro tan perdido
que sólo escucho mientras ellos hablan
y aguardo hasta que llegue
mi turno en esta estúpida carrera de testigos

cada vez más perdido en el océano
y con menos confianza en el rescate.






SÁLVAME
Basta de hablar de mí  señores
con este rumor no logro escuchar
las conversaciones de mis iguales
así que de algún modo merezco este castigo
que respira y crece dentro de mí en las noches.

Desde mi refugio lancé excrementos
que a ninguno de mis hermanos lograron acertar
y me sentí como un rey estúpido
contemplando su nuevo traje de estúpido.

sembré codicia pues conocía
bien el efecto del combustible tardío.

la soledad se presenta en las noches
como leonina fiera sin escrúpulos
y los vecinos comentan soluciones
y yo conozco
su verdadera naturaleza sanguinaria.

Devora sus entrañas
mas no se hallan sus cuerpos vacíos de servidumbre
pues os mantiene con vida vosotros hijos de Prometeo
alojáis una sórdida ave en vuestro interior
apestáis cada lugar con vuestro cuerpo invadido
de rendición indigna y apresurada.

Sálvame tú de mis oquedades fisiológicas
de los ángulos ciegos de mis intestinos y mi alma
pues en algún tejido se oculta masticando
este mal terrible que cada vez es más poderoso
como existe un dios reinando
en algún lugar del universo.





 



HABITACIÓN (canciones del cantante)
Mis dedos negros
oscurecidos por la droga
mis torpes dedos negros no señalan
como los ángeles de Rubens
o los carteles de publicidad
mis dedos negros manchan
de tinta y droga tu página blanca.

Préstame tu impoluto piano de medianoche
lo ensuciaré lo haré gritar como una perra
y lo abandonaré como ya hice otras veces.

Mis dedos mortifican tus rincones
los siembran con insectos y metáforas
manoseadas gastadas olvidadas

no soy la última habitación
de ti misma
                que conocerás
pero sí la que tiene los barrotes más altos.

















 

LA PRESENCIA VITAL
Otra mañana en blanco.
debería llamar a la botica al productor al registro
pero me hallo atrapado
en el cabo de luz que penetra
por la pequeña ventana de mi habitación

de esta celda de caos concebido y lucha redentora.

observo la luz propagarse
ante mí
toca mi hombro siento su presencia vital
ungiéndome de su hermosura

templa mi hombro en la mañana sin rumbo.

alguien toca una melodía oriental con una flauta
en la calle o en el cielo
no lo hace bien pero presiento su importancia en este momento.

es difícil no confiar en dios
ante experiencias así.


 


INMARCESIBILIS
Hay un cartel de pulp fiction en la pared de su salón
no sé de quién es
uma thurman fuma y mira con interés tus ojos
y yo no puedo hacer más que fumar y observarla.

cigarrillos y cigarrillos.

sólo goza de sentido al encenderlos
después nuestros cigarrillos se desacompasan
así que yo
enciendo uno tras de otro.

ella sólo mira con interés tus ojos.

un día yo moriré
ella seguirá habiendo sido interrumpida
en la misma página del magazine.

0 comentarios:

Publicar un comentario