martes, 2 de agosto de 2011

LA MALDICIÓN DE LOS ROKEROS MUERTOS "EL CLUB DE LOS 27"

"Vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver”, recordamos hoy esta legendaria frase de la historia del rock, y haciendo un recorrido por todas las leyendas del Rock que casualmente fallecieron a los 27 años, dando lugar la leyenda maldita del "club de los 27". Recordamos que este vio engrosadas sus filas con el trágico fallecimiento de la norteamericana Amy Winehouse.

La leyenda consta de varios ingredientes, la edad en la que murieron, 27 años, las drogas y las extrañas circunstancias de su muerte, aunque muchas de ellas bien alimentadas por la prensa, os contamos algunas de ellas...


Janis Joplin



El 4 de octubre de 1970 se fue de copas y se emborrachó. A la 1:40, según el forense, murió por sobredosis de heroína. Janis ya había pasado por experiencias similares y había salido con vida, pero esta vez no había nadie para ayudarla. Descubrieron su cuerpo unas 18 horas después. Algunas circunstancias en torno a su muerte permanecen sin explicar. La droga que la mató era de una pureza extrema (tenía el 40% de pureza, mientras que lo común sólo es del 2%). Las jeringuillas que usó desaparecieron de su habitación horas después de su muerte y se especula que pudo haber alguien más allí. De esta forma, los medios de comunicación rodearon su muerte de misterio.



Jimi Hendrix


El 18 de septiembre de 1970, en Londres (Inglaterra), a los 27 años, James Marshall Hendrix falleció debido a una mezcla de somníferos y alcohol y, al parecer, murió por aspiración de vómito. Esa noche estuvo hasta tarde en una fiesta, y su novia, Monika Dannemann, fue a recogerlo y lo dejó en su apartamento en el Hotel Samarkand. Monika Dannemann asegura en el testimonio original que Hendrix cogió nueve pastillas que le recetaba su médico para dormir, y los médicos atestiguan que el vómito fue provocado por la ingesta excesiva de alcohol.
Años después, luego de investigaciones, se supo que, en realidad, Jimi no había muerto en ese momento, sino que cuando lo llevaban en la camilla necesitó girar la cabeza para poder devolver en el suelo y el camillero colocó su cabeza sobre la camilla causando así su atragantamiento y fallecimiento.
Actualmente se tiene una nueva teoría sobre la muerte de Jimi Hendrix, proporcionada por uno de los asistentes (roadies) del músico llamado James Wright, el cual redacta en su libro Rock Roadie (2009) que la muerte del artista se debió a que su representante, Michael Jeffery, lo asesinó haciéndole tomar pastillas y vino, ya que iba a despedirlo. Ya muerto el músico, Michael Jeffery podría cobrar el seguro de vida del artista, seguro cuyo beneficiario sería el mismo representante. James Wright explica que todo lo que sabe se lo confesó Michael en una noche de copas, poco antes de morir en un accidente aéreo.



Jim Morrison


La madrugada del 3 de julio de 1971 Jim Morrison fue encontrado en su habitación, víctima de un infarto. Lo más extraño de la muerte del rey lagarto tiene que ver con la retardada noticia que llegó a los medios de comunicación sobre este hecho, así como la poca asistencia de gente a su funeral, y sobre todo, con que no se puedo abrir el féretro para hacerle la autopsia. Pamela, su esposa, murió de sobredosis tres años después, sólo ella sabría la verdad de lo que ocurrió esa noche.


Kurt Cobain

El 8 de abril de 1994 un electricista encontró el cadáver del músico Kurt Cobain. Junto a él había una pistola, una jeringa y un gran charco de sangre. Hoy en día está considerado suicidio pero a través de algunas investigaciones se descubrió que Eldon Hoke, amante de Courtney Love (que era la esposa de Kurt Cobain), afirmó que Love le ofreció 50 mil dólares en 1993 para matar a Cobain. El 19 de abril de 1997 fue encontrado muerto en California sobre las vías del tren.

Brian Jones: El día de su muerte, Brian había tomado grandes dosis de alcohol y barbitúricos, además, desoyendo las recomendaciones de su enfermera, decidió nadar en la piscina, minutos después lo encontraron muerto. Debido a su personalidad se habló de suicidio pero se hizo una investigación que sostiene que fue asesinado por Frank Thorogood, un constructor que estaba haciendo trabajos en su mansión.


Robert Johnson


Aunque esta historia es mas "light" respecto a la influencia de las drogas, su historia es bastante curiosa, ya que murió envenenado, durante un concierto.
Esta es la historia de esos momento que he encontrado por la red...
Gracias a una botella de whisky con el sello roto que llego a manos de Robert Johnson, cuando intentó hechar un trago, su compañero Sonny Boy se la arrancó de la mano y la rompió contra el pescenario. Sonny le dijo: “Macho, nunca tomés un trago de una botella abierta. No sabés qué podría tener adentro”. Robert le contestó: “Macho, nunca me arrebatés una botella de whisky de la mano”.
Y así fue. Cuando una segunda botella sin sello le llegó a Robert, Sonny se limitó a observar y esperar.
No mucho después de volver a agarrar la guitarra, Robert se quedó sin voz. Sonny se sumó con su voz y su armónica, pero al poco rato Robert paró de tocar en el medio del número, se levantó y salió del local. Se sentía enfermo, y antes de que la noche llegara a su fin estaba inconsciente y con signos inequívocos de envenenamiento con estricnina.
Con todo, él era lo suficientemente joven y fuerte como para soportar los efectos; por eso fue que sobrevivió a aquella noche. Después yació gravemente enfermo en casa de un amigo, donde a causa de su débil condición contrajo una neumonía (para la que no hubo cura hasta 1946), sucumbiendo probablemente el 16 de agosto.

0 comentarios:

Publicar un comentario