martes, 2 de agosto de 2011

Masterclass: ¿Nunca te llamó la atención el banjo?

Hoy os presentamos el banjo como un interesante instrumento muy accesible para las personas ya habituadas al manejo de la guitarra. Un poco de información sobre este instrumento que no resulta muy caro y algunos trucos imprescindibles para empezar a manejarlo.





Definición
El banjo es un instrumento musical que está formado por cuatro largas cuerdas y una más corta extendidas sobre un diapasón trasteado. Su origen parece ser africano, aunque algunos autores sitúan su invención en los países nórdicos.
En el extremo inferior hay un puente sobre el cual se apoyan las cuerdas, que luego se sujetan en una pequeña cola de madera. A diferencia de los demás instrumentos de la familia de la guitarra, la caja armónica del banjo tiene en su parte superior una membrana de cuero. El cuerpo del instrumento es igual que el de los tambores, y sobre éste se tensa la membrana. La parte inferior del cilindro permanece abierta. De este modo, con la membrana tensa y la caja armónica abierta se incrementa el sonido producido por las cuerdas, ya que una mayor superficie resonante mantiene el contacto con el aire.

En la actualidad
Actualmente, el banjo tenor con cuatro cuerdas de metal de igual tamaño parece ser más popular y ha suplantado al clásico instrumento antiguo con una cuerda más corta. La afinación de las cuatro cuerdas de la versión tenor es: Do3, Sol3, Re4 y La4.

Técnica
Para tocar e interpretar es curioso artefacto se utiliza la técnica del punteo con los dedos (fingerpicking, técnica que hemos presentado en anteriores post de www.cuestabajo.com), aunque también se puede emplear para ello una púa. Generalmente, los trastes se encuentran bastante espaciados por lo cual los sonidos producidos al presionar una cuerda sobre dos trastes adyacentes son un semitono separado.  El banjo mide aproximadamente 34 pulgadas o, lo que es lo mismo, unos 85 centímetros.

0 comentarios:

Publicar un comentario