miércoles, 17 de agosto de 2011

Spotify no es tan buen negocio

A Spotify, decididamente, le acompaña la polémica. Tras haberse granjeado con la nada irrisoria cifra de diez millones de usuarios en todo el mundo, gracias a la fórmula música gratis + publicidad, en 2011 anunciaban restricciones que se han ido implementando en los últimos meses. La limitación a 10 horas semanales y la imposibilidad de escuchar la misma canción en más de 5 ocasiones han sido las que se han granjeado más detractores, puesto que otras plataformas como grooveshark ofrece similares ventajas sin publicidad ni restricciones.
Sin embargo, también ha sido polémica la relación de Spotify con algunas de las grandes discográficas o algunos artistas.Durante los dos primeros años de existencia muchos grupos míticos (Beatles, Pink Floyd, Led Zeppelin, Metallica, etc.) se han negado a ceder sus canciones a la plataforma, alegando que revertiría en una caída en la venta de discos físicos.
El último escándalo ha sido la estampida de algunas de las bandas de Heavy Metal más potentes del momento, como Napalm Death o Paradise Lost. Esto se ha debido a que Century Media, su discográfica, ha rescindido contrato y relaciones con Spotify precisamente por el descenso en la venta de sus discos. Ha sido un duro revés para la plataforma sueca que, además, no termina de reducir pérdidas. Para muchos expertos, Spotify camina hacia la ruina debido, precisamente, a la pérdida del apoyo de los grandes artistas y discográficas.
Aquí os dejamos un interesante artículo de ElPaís donde se explican algunas causas de la caída de Spotify.





In Flames, Deicide, Napalm Death, Paradise Lost, Sick Of It All, Fates Warning, Caliban, Crowbar... el aficionado medio a los sonidos contundentes conoce de sobra todas estas bandas y muchas más de las que editan la discográfica alemana Century Media y sus sellos asociados. Desde el jueves pasado, aquellos usuarios del servicio de música gratuita online Spotify que busquen los LP de estas bandas (solo los editados en los citados sellos), no los encontrará.
La medida ha sido comunicada hoy a la prensa mediante una nota que no deja en buen lugar a la conocida aplicación musical sueca: "Century Media ha decidido retirar sus repertorios de Spotify en un intento de proteger los intereses de sus artistas (...). La venta física de discos está cayendo drásticamente en todos los países donde Spotify está activo. (...) Dado que los artistas necesitan vender para poder continuar creando, Spotify se ha convertido en un problema para ellos". Este servicio online de música contaba en marzo con diez millones de usuarios, de los que un millón eran de pago.
"De la misma manera que todos en la compañía creen en las posibilidades de las nuevas tecnologías y los nuevos caminos de hacer llegar la música a los fans, Century Media es también de la opinión de que Spotify, tal y como funciona en este momento, no es el camino a seguir. Es un modelo de negocio que afecta dramáticamente a la remuneración que obtienen los artistas y acelera la caída del mercado, lo que puede llegar a hacer que bandas no tengan la oportunidad de grabar y editar su música de la manera debida, y en un caso más exagerado, ahoga a nuevas bandas que ya lo están pasando mal para salir adelante", agrega la nota.
Un portavoz de la discográfica, por vía telefónica, pone un ejemplo del problema (advirtiendo de que las cifras son solo orientativas): "Si una banda consigue pasar de ingresar 100 a 200 euros por duplicar sus escuchas gratuitas en Spotify, dejará de ganar unos 4.000 euros por ventas, tanto en formato físico como digital". Century Media ha considerado, además, que los adelantos pactados con Spotify (de los que no da detalle), no compensan ese dinero que se deja de ingresar al caer el volumen de ventas.
Estas fuentes aseguran que las bandas afectadas fueron informadas antes de que se adoptara la medida y que "en general, la respuesta está siendo buena". En cualquier caso desde Century Media afirman tener la potestad para adoptar esta medida de manera unilateral.
Ya era destacable la ausencia de importantes bandas de metal, editadas por otros sellos, entre la oferta de Spotify, entre otros Led Zeppelin, AC/DC y Metallica. Century Media asegura no obstante que dejará "tres o cuatro canciones" por cada uno de los grupos que edita para permitir que los internautas "puedan seguir descubriendo" sus bandas.
"Evidentemente, la última palabra la tienen los fans y los consumidores, la manera en la acceden a la música, ya sea comprando, en streaming o robando. Es necesario que exista una conciencia de que la manera en que se consume música tiene consecuencias directas en las bandas, que son a quienes nosotros queremos apoyar", remachan desde la discográfica.
Una "alternativa legal a la piratería"
En un comunicado de respuesta por parte de Spotify, citado por Los Angeles Times, la compañía sueca (que acaba de desembarcar en EE UU), lamenta la decisión de Century Media: "Spotify fue creada por un deseo de desarrollar una mejor y más conveniente alternativa legal a la piratería musical. Ahora Spotify monetiza una audiencia que en su mayor parte realizaba descargas ilegales (y por tanto sin generar ningún dinero para la industria antes de que Spotify estuviera disponible)".

0 comentarios:

Publicar un comentario