lunes, 28 de noviembre de 2011

Será para leer: Flamenco revolucionario de la mano del granadino Juan Pinilla

El universo del flamenco fue fagocitado por el franquismo español, apoderándose este de toda su simbología, sus iconos y sus grandes artistas. En este maravilloso libro-disco el cantaor de Huétor-Tajar Juan Pinilla retrata la voz de todos los artistas del flamenco que no se callaron ante la represión, que utilizaron sus letras y su arte para denunciar la barbarie de Franco, y arrojar así luz a la historia del flamenco ("una música ácrata", como dice el propio Pinilla), centrándose en en los años previos y posteriores a la transición española.

Tras años de ardua y concienzuda labor de investigación, ha visto la luz este libro-disco del cantaor granadino que se centra en la tradición flamenca de artistas comprometidos con las libertades. En el disco se recogen cantes con letras de grandes flamencos de la II República española hasta la transición democrática, además de otros temas propios.

La presentación oficial tuvo lugar el pasado viernes 26 de agosto en la localidad gaditana de Conil de la Frontera. En el acto también estuvieron presentes el cantaor Manuel Gerena, y el escritor y actor Paco Algora, colaboradores del disco.

El libro ‘Las voces que no callaron’, cuya portada e ilustraciones son obra del pintor gaditano Vázquez de Sola, compendia información sobre artistas flamencos, especialmente en los años de la transición, que se comprometieron en la defensa de las libertades, impregnando su lucha de responsabilidad social, en un claro ejemplo del compromiso del arte por cambiar el mundo.

Manuel Gerena se ha referido al libro en los siguientes términos:
“Este breve estudio, que seguramente se dejará en el camino historias, personajes y letras que conformarán el próximo trabajo que dediquemos al tema, no pretende más que mostrar de una forma clara y concisa, el compromiso que hubo, especialmente en los años de la transición, por parte de un grupo de artistas flamencos que, con un fino sentido de lo jondo, de la pena, de la tragedia del pueblo andaluz, de la cruda realidad cotidiana, como protesta o alarido a los cuatro vientos contra lo establecido, se encaminaron hacia la democracia, la libertad, exponiendo su vida, exponiendo su trabajo, su cante, su toque y su baile."

0 comentarios:

Publicar un comentario